imagen de Cuidados

Cuidar tu kokedama es bastante sencillo, solo debes seguir las recomendaciones específicas de cada planta. A continuación te presentamos algunas de las recomendaciones generales para que le des un mantenimiento adecuado a tu kokedama y garantices su belleza por mucho tiempo.

Ubica tu planta en un lugar iluminado pero no al sol directo

 

Para regarla solo debes sumergir la bola en un recipiente lleno de agua hasta que deje de burbujear.

 

Recuerda: el musgo agradece la humedad, pulveriza agua o deja la planta sobre un lecho de piedras húmedo.

Aún no tienes tu Kokedama?   Pidelo ahora,  hacemos envíos a todo el territorio nacional.

 

 

 



page.php